El herrero de Wootton Mayor

En el pueblo de Wootton Mayor el Maestro Cocinero debe preparar la Gran Tarta para la Fiesta de los Veinticuatro, que se celebra cada 24 años. Pero en esta ocasión el Cocinero Mayor ha desaparecido. En su lugar es elegido Nokes, que años antes había ayudado al Cocinero Mayor. Pero es Alf, el aprendiz de éste, quien realmente hace la tarta. En ella guarda sorpresas, incluida una pequeña estrella mágica. Uno de los niños que comen la tarta se traga la estrellita. Un día se le cae de la boca en la palma de la mano y se la estampa en la frente. Este chico se convierte en el herrero de Wootton Mayor, y de vez en cuando visita, gracias a la estrella, el Reino de Fantasía.