Roma dulce hogar

Relata en primera persona la historia del matrimonio de Scott y Kimberly Hann en su camino de conversión desde firmes evangelistas a fervorosos católicos apostólicos romanos. Los autores narran cómo empezaron a acercarse al catolicismo, aunque provenían de una religión que lo criticaba mucho. Este “camino espiritual a la Iglesia de Roma” tiene momentos de luz y sombra, de incertidumbre y de paz, que están muy bien descriptos. La cercanía y sencillez con la que escriben los autores hace fácil que nos podamos identificar con ellos en cada paso que dan. Es una lectura que nos ayudará a redescubrir la fe con nuevos ojos y a volver a enamorarnos de Jesucristo, Su Palabra y Su Iglesia.